Irapuato, Gto.- 28 de julio de 2023.-  La Fiscalía de Guanajuato detuvo a dos guardias de un anexo, ubicado en la colonia Ganadera en la ciudad de Irapuato, los presuntos homicidas fueron enviados a prisión, vinculados a proceso penal por el delito de homicidio calificado en agravio de un interno.

El occiso Julio Antonio “N”, de 26 años, acababa de ingresar al centro de rehabilitación, cuando los “cuidadores” JUAN ANTONIO “N” RODOLFO “N”, lo llevaron a la planta alta, lo ataron de manos y lo golpearon brutalmente con los puños y patadas en cuerpo y cabeza.

Los agresivos sujetos, al notar la gravedad de lo sucedido lo llevaron a recibir atención médica al Hospital General, y dijeron al médico que venían de un anexo y que el lesionado se había desmayado, luego que se había aventado de las escaleras.

Julio Antonio llegó al nosocomio sin signos vitales. Al ser revisado de manera visual presentaba múltiples laceraciones en los brazos y equimosis en ojo y rodilla izquierda, entre otras lesiones propias de una agresión física.

Agentes de investigación revisaron las instalaciones del inmueble ubicado en la calle Tarín, mientras los peritos procesaron la escena donde permaneció aislado el ofendido; en el lugar se acopiaron testimoniales; además de los indicios, evidencias y pruebas propios del ámbito pericial, entre otros elementos probatorios que acreditan la presunta intervención de los detenidos en el homicidio.

De la investigación se logró establecer que JUAN ANTONIO “N” y RODOLFO “N” golpearon a la víctima cuando este intentó escapar de su “rehabilitación”.

Previous post LLEVAN ENERGÍA ELÉCTRICA A VENADO DE SAN LORENZO
Next post Quedan pocos días para participar en el Plan Estatal de Desarrollo Visión 2050