En la cárcel homicida, mató y enterró en el patio de su casa a su hijo de dos años. 1

En la cárcel homicida, mató y enterró en el patio de su casa a su hijo de dos años.

SEGURIDAD ESTATALES

Yuriria, Gto. 01 de noviembre de 2021.- El homicidio de un menor de dos años develó al Agente del Ministerio Público el patrón de abusos y maltrato de que era objeto por su progenitor, quien argumentó siempre que el niño “no era de él”. El torvo sujeto de extraña conducta fue detenido e imputado por la FGEG por el delito de homicidio en razón de parentesco o relación familiar, previsto y sancionado por el Código Penal del Estado de Guanajuato.

 En datos de un auto judicial difundido este día por la Fiscalía General del Estado se conoció que el imputado JUAN DIEGO “N”, de 31 años, colocó al interior de una maleta el cuerpo del niño y lo enterró en el patio trasero de su casa.

 Hechos

El pasado 8 de octubre del año en curso, alrededor de las 18:00 horas, el acusado y su pareja se encontraban al interior de su domicilio en la calle 16 de septiembre de la comunidad de San José de Gracia, de este municipio. Acompañaban a los adultos sus menores hijos de 4 años, 2 años y un año.

 Desde horas de la tarde, el menor de dos años presentó una serie de convulsiones y específicamente después de las 18:00 horas, su situación se agravó por la falta de oxígeno y comenzó a realizar ruidos y movimientos inusuales cada vez más constantes, por lo que la madre se asusta y le pide a JUAN DIEGO “N” que lo lleve al hospital.

 El imputado se negó y expresó que lo mejor era dejar que se muriera, porque desde que la mujer estaba embarazada del pequeño tenía la sospecha de que el niño no era de él. El hombre, de acuerdo al avance de las investigaciones desarrolladas por la Fiscalía, identificaba una situación patológica de rechazo en contra de los menores y específicamente en contra del fallecido.

 Lo anterior mereció una denuncia que se presentó en el DIF por violencia familiar por lo que personal del DIF vigilaba de manera rutinaria el estado físico de los niños, al acudir al domicilio en donde vivían.

 De esta forma, un funcionario del DIF se presentó el pasado 26 de octubre, al domicilio de la comunidad San José de Gracia para llevar a cabo la supervisión de la salud de los menores. El representante del DIF se asomó por una ventana de cristal y observó a dos de los menores desnudos, pero no vio a un tercero.

 JUAN DIEGO “N”, salió ante el llamado a la puerta y dejó entrar a la casa al funcionario. El visitante observó mucho desorden y un olor peculiar. Realizó las preguntas de rutina y al confirmar que el menor ofendido no se encontraba, cuestionó al padre sobre su ubicación.

 El sujeto dijo que el niño se encontraba con su mamá y que se lo había llevado a la comunidad de Xoconostle. La madre fue localizada y cuestionada sobre el paradero del menor y dijo que se encontraba en la comunidad de San José de Gracia, con su padre. Lo anterior generó una sospecha por el estado de salud del niño, por lo que se dio parte a la autoridad competente.

 La Fiscalía General del Estado al intervenir pudo establecer que el niño ya había fallecido y que el padre lo había enterrado en el patio del inmueble. El niño murió el día 8 y fue hasta el 26 de octubre que el DIF acudió al domicilio y ante la insistencia y temor de ser denunciado, manifestó que murió y no dijeron a ninguna autoridad del deceso.

 Peritos de esta Fiscalía en su intervención localizaron una extremidad sobresaliendo de la tierra y confirmaron que se trataba del menor de iniciales JDVG.

 Se negó a llevarlo al Hospital

 Los Agentes Investigadores pudieron indagar que la madre al ver que las convulsiones del menor eran más frecuentes, carga con sus hijos y se dispone a salir a la calle en busca de ayuda, pero al llegar a la puerta, el hombre la alcanza y le impide con fuerza que saliera.

 Incluso, la toma con fuerza y la jala del cabello hacia atrás ocasionándole que cayera al piso con sus menores. La mujer insiste en salir y comienza a gritar pidiendo ayuda, lo que provoca que el imputado le golpee en la cara, mientras el niño convulsionaba.

 -“Ya se va a morir, ya déjalo, de todos modos no es mío. Luego te hago otro”, expresaba el cruel individuo mientras reía. En un momento determinado se acercó al niño inconsciente y le dio un manotazo en la cara, mientras le expresaba una serie de insultos. El niño poco a poco dejó de respirar. La madre, al notar eso, toma al menor y lo recuesta sobre una cama.

 Lo que siguió fue una serie de amenazas de este sujeto en contra de su mujer, “porque te va a ir peor”, le gritó, y también en contra de los vecinos que acudieron a ver qué estaba ocurriendo al escuchar los llamados de auxilio de la mujer. Al confirmar que el niño ya estaba muerto, lo tomó y se dirigió al patio trasero de la casa, en donde ocultó al menor en una maleta que cubrió con tierra.

 JUAN DIEGO “N” ya está en la cárcel acusado por homicidio en razón de parentesco o relación familiar. La Fiscalía tiene un plazo de 4 meses para cerrar la investigación y acopiar el mayor número de pruebas que habrá de presentar en la audiencia de juicio oral, para que este sujeto quede formalmente en prisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *