AER Noticias

Periodismo digital

PIERDEN A SUS TRES HIJOS EN MASACRE EN ANEXO

2 minutos de lectura
PIERDEN A SUS TRES HIJOS EN MASACRE EN ANEXO 7

Irapuato, Gto., 2 de julio del 2020. -«Rosi, Rosi, ¡nuestros hijos, nuestros hijos…balacearon el anexo, me levanté y me fuí corriendo como loca», fueron las palabras de la señora Rosalba Regalado luego de escuchar a su esposo Miguel Santoyo.

En solo unos minutos, perdieron a sus tres hijos en el ataque armado registrado la tarde del miércoles primero de julio, en el anexo ubicado en la calle Lerdo esquina con Cerrada Guanajuato en la comunidad Arandas.

Esta es solo una de muchas historias de llanto, tristeza, dolor e impotencia, enmedio de la masacre que cobró la vida de 26 internos del anexo «Buscando El Camino a la Rehabilitación», centro que operaba hace más de un año al amparo de la clandestinidad.

Este acto artero y cobarde que muestra el grado de violencia que ha alcanzado la disputa entre grupos delincuenciales, a decir del gobierno municipal y estatal, dejó al descubierto las condiciones de hacinamiento en que se encontraban los internos del anexo.

¿Justicia?… ¿Usted cree que haiga (sic)?, responde la señora Rosalba al cuestionamiento realizado respecto a lo que espera ahora de las autoridades.

Geovani, el menor tenía cinco meses de haber egresado del anexo al cumplir cuatro meses de proceso, ese día llevaba un refresco a sus hermanos Omar y Christian, internos en el lugar… Ya no regresó a su casa, murió acribillado en el acceso al inmueble.

Omar, tenía un mes ingresado y Christian cumplió un primer proceso de cuatro meses, sin embargo recayó y estaba por cumplir ocho días de estadía luego de su reingreso, mencionó doña Rosalba.

Omar y Christian murieron en el cuarto de la planta alta del inmueble, junto con sus compañeros, sobre colchonetas y cobijas, boca abajo, ahí los masacraron.

«Nos dijeron que habían baleado el anexo, nos paramos en caliente», agrega Don Miguel Santoyo, quien con los ojos con lágrimas sólo espera que los cuerpos de sus tres hijos le sean entregados por las autoridades para darles cristiana sepultura.

Don Miguel, cuestiona el porque la violencia se ha llevado a muchas personas inocentes, ante autoridades de las que muy poco esperan.

La tristeza se percibe, se huele en este hogar y muchos más, en la comunidad entera, en donde sus pobladores se han solidarizado y elevan plegarias por el descanso eterno de las víctimas y repican las campanas de la Parroquia del Señor de Esquipulas en señal de luto.

✔️La tragedia persigue al matrimonio Santoyo Regalado.

Hace ochos años, doña Rosalba y Don Miguel, perdieron a dos más de sus hijos, uno cayó de un árbol y otro fue atropellado por un camión arenero, ahora con esta, tragedia, pierden a sus otros tres hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 7 =